Llámanos 91 431 74 74 info@penaochoagranados.com

Los prestadores de servicios que actúan a través de internet están sujetos a obligaciones de información legal impuestas con el objetivo de proteger los intereses de los destinatarios de servicios, de forma que éstos puedan gozar de garantías suficientes a la hora de contratar un servicio o bien por Internet.

¿Quién o qué es un prestador de servicios de la sociedad de la información?

Aquellas personas o entidades que realicen actividades económicas por Internet u otros medios telemáticos (v.g. correo electrónico). Es decir, cuando perciban ingresos por actuar a través de internet, ya sean directos (por la venta de sus productos o servicios a través internet) o indirectos (por publicitar o patrocinar sus productos o los de otros en su web).

¿Qué son los servicios de la sociedad de la información?

Son servicios prestados por vía electrónica. Dentro de este concepto no sólo se incluye la contratación de bienes y/o servicios a través de internet, como puede ser realizar una compra online, o descargar contenido multimedia. Dentro del concepto de servicios de la sociedad de la información se incluyen también servicios de información como los periódicos y revistas online, la transmisión de datos por redes de telecomunicaciones, la provisión de servicios de búsqueda y todos cualesquiera servicios que se presten (i) por vía electrónica, (ii) a petición individual del usuario y (iii) que supongan una actividad económica para el prestador, es decir, a título oneroso.

Información legal a incluir en la web de su negocio

Los prestadores de estos servicios de la sociedad de la información, con independencia de la actividad que desarrollen, están obligados a poner a disposición de los usuarios, con carácter general, la siguiente información legal:

  • Nombre o denominación social; su residencia o domicilio o, en su defecto, la dirección de uno de sus establecimientos permanentes en España; su dirección de correo electrónico y cualquier otro dato que permita establecer con él una comunicación directa y efectiva.
  • El número de identificación fiscal
  • Los datos de inscripción en cualquier Registro en el que, en su caso, se encuentren inscritos. Especialmente los datos del Registro Mercantil si se trata de una persona jurídica.
  • Si la actividad está sujeta a autorización administrativa previa, los datos relativos a la autorización e indicación e identificación del órgano competente para su supervisión.
  • Los Códigos de Conducta a los que, en su caso esté adherido el prestador y la manera de acceder a su consulta.
  • Si se hace referencia a los precios, deberá indicarse claramente el precio del servicio y si están incluidos los impuestos y gastos de envío.
  • Si el prestador ejerce una profesión regulada deberá indicar, además: (i) los datos del Colegio Profesional al que pertenezca y el nº de colegiado, (ii) el título académico oficial o profesional junto con el país donde se expidió y su homologación y (iii) las normas que rigen su profesión y como consultarlas.

Esta información legal debe estar al alcance de los usuarios de forma permanente, fácil, directa, y gratuita.

Si el prestador permite contratar sus servicios directamente a través de la web, deberá cumplir una serie de requisitos adicionales que puedes consultar en nuestro post sobre contratación electrónica.

Para cualquier duda o consulta relacionada con su negocio, póngase en contacto con su abogado mercantil Madrid, Peña Ochoa & Granados.

Compártelo :
Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on FacebookBuffer this pagePrint this pageEmail this to someone