Llámanos 91 431 74 74 info@penaochoagranados.com

No todo negocio es apropiado para franquiciar. Un ejemplo de ello puede ser el caso de la franquicia Nostrum, la cadena de comida casera para llevar, una franquicia que actualmente vive dificultades.

El modelo de negocio de esta franquicia está basado en el Home Meal Replacement (comida casera de sustitución). Se caracteriza por platos de comida casera para llevar a precios muy económicos (1, 2 y 3 €). Sus niveles de rendimiento son, por tanto, muy bajos.

No obstante, su principal problema podría estar en la falta de identidad del propio modelo de negocio.

Uno de los elementos indispensables para que una franquicia tenga una identidad propia es contar con un Know-how o saber hacer. Es decir, un conjunto de conocimientos que derivan de la experiencia del franquiciador y que da al negocio un valor diferencial con respecto a sus competidores. En el caso de la franquicia Nostrum, nos encontramos con un modelo de negocio que ofrece comida casera a bajo coste, una idea de negocio sin un Know-how claro que no es difícil de “competir” en el mercado.

La importancia del Know-How en la franquicia

Recordemos que el Contrato de franquicia es aquel por el que una parte (franquiciador) concede a otra (franquiciado) el derecho a utilizar temporalmente el modelo de negocio creado por el primero, a cambio de una contraprestación directa o indirecta.

Principalmente, el objeto del contrato de franquicia es la explotación de un modelo de negocio de éxito ya creado y experimentado. Por tanto, uno de los conceptos más importantes que debemos valorar es el Know-how que explicábamos antes.

El franquiciador está obligado a poner a disposición del franquiciado los elementos necesarios para que éste pueda reproducir su modelo de empresa. Por ello el franquiciador deberá entregar al franquiciado los manuales que describen la franquicia. Así como prestar la formación inicial al franquiciado y a su personal para la óptima puesta en práctica del establecimiento. En particular deberá comunicar los conocimientos secretos que constituyan su Know-how y que deban ser aplicados por el franquiciado.

¿Cómo debe ser ese Know-How y cómo afecta a la franquicia Nostrum?

Una de las características más importantes que debe tener el Know-how es ser distintivo del sistema de franquicia. Es decir, constituir un valor añadido que dará a todos los franquiciados de la red una ventaja sobre sus competidores.

Debe ser único, diferenciable y secreto. Y debe adaptarse a la evolución del sector de actividad del negocio. Por lo tanto, el franquiciador está obligado a prestar asesoramiento técnico y comercial continuado al franquiciado. El objetivo siempre debe ser adaptar sus técnicas a la evolución del mercado.

El valor añadido de la franquicia Nostrum o Know-how es el de “comida casera” a precios económicos. Pero se trata de un valor añadido que otros negocios del sector alcanzan actualmente sin problema.

¿Qué pasa si el franquiciador no transmite ese Know-How al franquiciado?

La falta de trasmisión del Know-how supone un incumplimiento previo esencial del franquiciador. Impide el correcto desarrollo del negocio por el franquiciado. Este incumplimiento puede constituir causa de resolución del contrato, liberando al franquiciado de sus obligaciones.

Si cree que éste es su caso y su franquiciador no le ha dado la formación necesaria para que aplique a su negocio de franquicia, nuestros abogados expertos en franquicias pueden asesorarle. Envíenos un mensaje desde este formulario.

Foto: Pixabay

Artículos Relacionados