Llámanos 91 431 74 74

Muchas personas han optado por un contrato de franquicia para montar un negocio. En principio, una franquicia tiene grandes ventajas con respecto a los negocios tradicionales, consiguiendo un modelo de negocio que funciona y con una imagen de marca ya establecida. Sin embargo, no es oro todo lo que reluce y por ello, hay que cubrirse las espaldas ante los posibles problemas que tenga la franquicia. 

En el contrato de franquicia, se fijan todas las condiciones, tanto para el autónomo, como para la franquicia. Aquí veremos el canon de entrada, el pago de royalties y los requisitos que el local debe reunir. Estos contratos tienen muchas trampas y cláusulas, por lo que es necesario su análisis por el personal especializado. Este análisis te permite saber todas las condiciones y las consecuencias que tiene el incumplimiento. 

Además, aunque en el contrato pongan unas condiciones, éstas son negociables. Un buen despacho de abogados puede negociar el contrato y velar por los intereses del cliente. Hay diferentes tipos de contratos en este sector, y debes conocer todos para evitar tener problemas. 

Cuando el contrato ha sido firmado, necesitarás poder cumplir con las obligaciones del mismo. Para ello, un despacho de abogados profesional puede ayudarte a cumplirlas mejor, mediando en los conflictos que pueda haber con el franquiciador. 

Eso sí, cuando más tendrás que proteger tus derechos, es cuando decidas poner fin a la franquicia. Si la franquicia ha incumplido su parte del contrato, podrás poner fin a la relación jurídica con mayor facilidad, pero necesitarás asesoramiento para poder sacar el máximo partido a la situación. 

Cuando finalizas el contrato, tendrás que realizar una serie de trámites legales, los cuales deben ser ejecutados por un abogado especializado. Hacerlo así te permitirá ahorrar tiempo y dinero, pues podrás poner fin a la relación mucho antes. 

En Peña Ochoa & Granados, protegemos al franquiciado ante los problemas que pueda tener la franquicia. Hemos gestionado casos en todos los sectores, incluyendo hostelería, estética, deporte, ropa o supermercados entre otros. Llámanos y cuéntanos tu caso más en profundidad.