¿Qué es el ciberderecho? Objetivos y Funciones

5/5 - (14 votos)

Hoy en día internet forma parte de nuestra vida cotidiana. Nuestras relaciones personales, profesionales se materializan a través de internet. Esta situación tiene como efecto lógico la aparición de todo tipo de situaciones que, en muchos, casos puede dar a lugar a que se produzcan actos contrarios a la ley y a los derechos de las personas. El derecho no puede mantenerse a ajeno a esta realidad. Y de esta realidad surge el llamado ciberderecho.

Internet es el canal habitual de intercambio, a tiempo real, de forma instantánea y constante de grandes flujos de información personal, económica, empresarial, financiera, etc… Esta realidad en la que nos encontramos, y a la vista de la falta de una regulación cibernética global, pone de manifiesto el constante riesgo en la que nos encontramos cuando nos movemos por el ciberespacio.

Definición de ciberderecho

El ciberespacio es un mundo digital que carece de fronteras físicas; de entes de control supranacionales encargados de proteger los derechos y libertades de los usuarios que navegan por la red. No hay un poder legislativo y judicial.

Por tanto, podemos entender que el ciberderecho puede ser la creación y aplicación de normativas específicas para el ámbito digital, y encaminadas la protección de los derechos y libertadas de cualquier usuario (persona física/jurídica) que utilice la red.

Contexto en el que nace el ciberderecho

El Ciberespacio es percibido por el ser humano como estímulos que suscitan intereses, emociones, que se transforman en información y conocimiento. La atracción a la conectividad de las redes sociales está unidas a una serie de aspectos:

  1. Necesidad de dejar huella en el mundo.
  2. Necesidad de interactuar con otras personas.
  3. Permite desarrollar la creatividad
  4. Se valora compartir las cosas con el resto del mundo
  5. La colaboración entre personas suele producir sentimientos de felicidad y bien estar.

Sin embargo, esta atracción por la conectividad está siendo aprovechada para otros fines, generalmente lucrativos, que van más allá de las puras necesidades humanas que satisface internet.

Áreas de aplicación del ciberderecho

El Real Decreto Ley 12/2018 de 7 de septiembre de seguridad de la redes y sistemas de información, centra su protección en las posibles amenazas existentes en la actualidad sobre la disponibilidad, integridad y confidencialidad de la información intercambiada entre maquinas (ordenadores, teléfonos o cualquier otro dispositivo y proveedores de servicios) identificados con una IP.

La Ciberseguridad pretende proteger los derechos y libertades de las personas (físicas y jurídicas) que envíen, reciban, traten o interpretar dicha información. En este ámbito existen distintos tipos de amenazas.

Amenazas que afectan a la ciberseguridad y que requieren de la práctica del ciberderecho

  • Fake news.
  • Sexting.
  • Ciberacoso.
  • Suplantación de identidad.
  • Robo de dinero.
  • Robo de dinero virtual.
  • Daños a la reputación.
  • Ciberespionaje.
  • Brechas de Datos.

Todas estas amenazas se realizan mediante diferentes métodos de ataque, tales como:

  1. Ramsomware.
  2. Botnets  y el IoT.
  3. Codigo Dañino avanzado.
  4. Ataques de sistemas de acceso remoto.
  5. Ataques web.
  6. Ingeniería social.
  7. Ataque contra cadena de suministros.
  8. Ataques a sistemas ciberfisico.

Todas estas amenazas y métodos han sido extraídos del “Informe sobre Ciberamenazas y tendencias (Edición 2021), CCN- CERT IA- 23/21.

Derechos que protege el Ciberderecho

  • La integridad moral.
  • Libre desarrollo de las personas.
  • Honor.
  • Intimidad.
  • Privacidad.
  • Propiedad.
  • Secreto de las comunicaciones.
  • Libertad y Paz Social.

Desde el punto de la vista de la seguridad informática / ciberseguridad , debemos proteger sofware ( bases de datos, meta datos, y archivos); hardware (redes, ordendaores y dispositivos) y, sobre todo debemos de proveer a todos los usuarios y empresas de una formación especializada para la prevención de todo este tipo de amenazas.

Desde Peña Ochoa & Granados, estamos firmemente concienciados en la creación de un nuevo Ciberabogado, un abogado para delitos informáticos y ciberderecho capaz de comprender a la realidad digital y próximamente virtual paralela (con la aparición del metaverso) en la que vivimos. La protección de nuestros datos personales y empresariales será siempre mas eficiente gracias a la implantación de varios elementos:

  1. Legislación global extramuros.
  2. Formación digital continuada y de fácil acceso para todo el mundo.
  3. Utilización de herramientas IA y facilidad en su acceso. Pues en la actualidad la utilización de medios de ciberprotección de calidad queda limitada únicamente a entes o personas con alta capacidad adquisitiva

En este último punto, este despacho en unión con Digital Intelligent Solución ha creado “Detector”. Una herramienta de fácil acceso para nuestros clientes cuyo objetivo es monitorizar 24/7/365 todas las maquinas que conforman nuestra red empresarial.

Compartir

Últimos post

Contáctanos

Te llamamos
Contacto
Dejanos tu teléfono y te llamamos enseguida
Contáctanos y un abogado estudiará tu caso