¿Qué es un contrato de prestación de servicios?

En general, podríamos definir un contrato como el documento o acuerdo a través del cual dos o más partes se obligan a cumplir recíprocamente una serie de condiciones.

En el ámbito mercantil, en consonancia con el Código Civil, predomina una categoría determinada de contratos, como son aquellos en los que se pacta una prestación de servicios o el desarrollo de un trabajo por una de las partes a favor de otra, en base a los conocimientos o experiencia de dicha persona en el sector quien recibirá una prestación como remuneración según los términos pactados en el propio contrato.

Aspectos a tener en cuenta

¿El contrato verbal es válido?

Dependiendo del sector en el que nos encontremos, puede llegar a ser más o menos habitual que los contratos se pacten de forma verbal. Sin embargo, siendo válidos desde el punto de vista legal, no son garantes de los intereses de los intervinientes, toda vez que posteriormente será más complicado demostrar que las estipulaciones negociadas en su día no se han visto alteradas al arbitrio de una de las partes.

Los contratos de prestación de servicios deben contemplar el objeto y causa de forma explícita

Sentado lo anterior, es fundamental que los contratos contemplen la voluntad de las partes en cuanto al consentimiento, al objeto y la causa que los inspirarán, y de igual forma prevean las dificultades que, en el devenir de una relación comercial no parece previsible que puedan surgir o al menos no de forma habitual, pero que sin embargo ocurren, y ante ello debemos estar prevenidos.

La extensión del contrato: en el detalle está la clave

Muchas veces, tratando de desarrollar los escenarios en los cuales puedan surgir las desavenencias entre las partes y la forma de solventar las mismas, es cuando el contrato en sí va tomando cuerpo y extensión, cuestión que asusta sobremanera a nuestros clientes que asocian el tamaño o amplitud del contrato a complejidad en el clausulado. Sin embargo, solo cuando del devenir de la propia relación contractual surge una discrepancia y en el propio cuerpo del contrato ya ha quedado plasmada la forma de solventar dicha controversia, es cuando realmente se comprende el cuidadoso o minucioso espíritu que inspira los contratos.   

Pero volviendo al tema que nos ocupa, el contrato de prestación de servicios es aquel mediante el cual una persona se obliga a prestar un servicio profesional, generalmente especializado mediante retribución (como elemento natural pero no esencial), durante un tiempo determinado. Además, tiene unas determinadas particularidades, como es la afiliación a la Seguridad Social que será por cuenta y cargo del profesional independiente.

En todo caso, el desarrollo de la actividad se llevará a cabo siguiendo las directrices establecidas por el propio empleador y una vez obtenidas, caso de ser necesario, las licencias o permisos necesarios para que el prestador del servicio pueda cumplir el contrato.

Partes del contrato de prestación de servicios

Las clausulas fundamentales en un contrato de prestación de servicios son las siguientes:

  • Identificación de las partes
  • Objeto
  • Precio
  • Plazo
  • Prorroga
  • Obligaciones derivadas del contrato para ambas partes
  • Consecuencias del incumplimiento
  • Miscelánea

¿Cómo se regulan estos contratos?

Los contratos se encuentran regulados en el Art. 1.254 y siguientes del Código Civil. En dichos artículos queda recogida la Teoría General de la Contratación, como base inspiradora de los principios, pactos y reglas que, reflejando la voluntad real de las partes intervinientes quedan plasmados en los contratos que se redacten, precisamente en el momento de formación de los mismos.

Descargar modelo de contrato de prestación de servicios

Si está interesado en obtener un contrato de arrendamiento de servicios, desde nuestro despacho le facilitamos un modelo básico que, sin revestir especiales formalidades, podrá descargarse de forma gratuita y cumplimentar:

En todo caso, en Peña Ochoa & Granados le aconsejamos que se ponga en contacto con nuestro equipo de profesionales, especialistas en contratos que podrá revisar, ampliar o incluso resolver un contrato de arrendamiento de servicios que se encuentre en estos momentos en vigor. Es importante tener en cuenta que un asesoramiento personalizado le protegerá frente a cualquier ulterior complicación que pueda surgir en el devenir de sus relaciones contractuales.

Consulta Gratis
Llámanos